} catch (e) { console.error('Custom Theme JS Code: ', e); }

Inhibición del deseo

La apetencia sexual no se refiere a la frecuencia o número de contactos sexuales que se realizan, sino a la evaluación y valoración que hace la propia persona respecto a su satisfacción o insatisfacción con su nivel de apetencia sexual.
La falta de deseo sexual, es la ausencia o disminución de deseos, sentimientos, fantasías o actos eróticos que se da de manera recurrente, provocando malestar y dificultad en la relación de pareja, contribuyendo así a disminuir aún más el deseo sexual, y tratando de evitar cualquier encuentro sexual, lo que provoca un malestar significativo en la persona que lo padece, y en la relación de pareja.

CAUSAS
Las causas de la inhibición del deseo suelen ser muy diversas: estrés, falta de tiempo, cansancio, crisis y/ o problemas personales, problemas de pareja, relaciones sexuales poco placenteras, vaginismo, dispareunia, eyaculación precoz, disfunción eréctil, también el uso de determinados fármacos, así como un aprendizaje deficiente.

TRATAMIENTO
En Terapia trabajaremos todas las áreas implicadas en el deseo sexual, como cuidarlo, estimularlo y mantenerlo para que se mantenga activo. Aprender a revivir la sexualidad desde el juego y el placer intentando recuperar la llama perdida.